Ciudad de México a 9 de septiembre (diablos.com.mx). – Un día como hoy, pero de 1981 los Diablos Rojos con el dominicano Winston Llenas de manager, obtuvo su séptimo campeonato al ganar en siete juegos a los Broncos de Reynosa. Esta ha sido la única Serie de Final en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol que no pudo ganar ningún equipo de casa.

Los Diablos Rojos que terminaron como líderes en la División Este de la Zona Sur, fueron dirigidos en 1981 por el dominicano Winston Llenas y los encaminó a su séptimo título en la LMB, luego de ganar el primer playoff a los Azules de Coatzacoalcos en cinco juegos.

En la Serie de Campeonato del Sur derrotaron en siete desafíos a los Piratas de Campeche. Entre tanto, en el Norte, los Broncos de Reynosa barrieron en cuatro juegos a los Saraperos de Saltillo y posteriormente ganaron en cinco encuentros a los Tecolotes de Nuevo Laredo.

La Serie Final de 1981 entró al libro de los récords de la LMB, luego de que ningún de los equipos ganó en su casa. Diablos triunfó en los cuatro juegos celebrados en Reynosa, mientras que Broncos ganó los tres en el parque del Seguro Social.

El 1º de septiembre, en el parque Adolfo López Mateos de Reynosa comenzó la serie por el título absoluto con una victoria escarlata 6-3. Llenas, actuando como jugador-manager, conectó par de cuadrangulares (tercera y sexta entrada) con tres remolcadas y buen relevo del ganador Ramón Arano. El cubano Diego Seguí fue el derrotado.

Diablos logró su segunda victoria el 2 de septiembre, ahora 3-2 con pitcheo combinado del ganador Maximino León y Salomé Barojas. Fueron apoyados por el bateo de Jerry Hairston quien también entró al libro de récords al conectar dos triples en un juego y el de más triples consecutivos (sexta y octava entradas) en un juego.

El jardinero central escarlata agregó un doble en el primer episodio y Diablos tomó ventaja definitiva en el sexto episodio con dos anotaciones por bases a Roberto Rodríguez y Fernando González más triple de Hairston.

Nathanael Alvarado conectó otro triple en el séptimo para ser impulsado por hit de Sergio Robles. El batazo de Alvarado fue para otro récord, ahora el de Más Triples (3) conectados por un equipo en un juego. Héctor Ríos fue el derrotado.

La serie se trasladó al parque del Seguro Social el 4 de septiembre con triunfo de 5-1 de Reynosa, combinando pitcheo del ganador Carlos Ibarra y Julio César Divison. Broncos ganó desde la primera entrada con dos anotadas cuando Ted Ford conecta hit para impulsar a Eduardo Muñoz y Juan Francisco Rodríguez ante los lanzamientos del derrotado Guadalupe Salinas.

Otro par en el tercero por jonrón de Alvin Moore, encontrándose en las bases a Ford. En el cierre del sexto, Fernando González remolcó a Winston llenas para la única carrera escarlata. Willie Norwood remachó la victoria visitante con hit en el noveno episodio.

El 5 de septiembre los Bravos empataron la serie 2-2 al ganar 7-4 con dos decisivas en el octavo episodio. Salomé Barojas (derrotado) admitió hit de Norberto Burke y Jorge Sánchez entró a correr de emergente para anotar por jonrón de Eduardo Muñoz. Diego Seguí lanzó las 9 entradas por los fronterizos con 12 hits, 1 bases y 6 ponches.

Para el 6 de septiembre, Reynosa toma ventaja de 3-2 en la serie luego de su triunfo de 12-9, asegurando la victoria con dos en la sexta e impulsadas por hits de Clemente Rosas y Gener Rivero. Héctor Ríos fue el ganador y perdió Herminio Domínguez, ambos en labor de relevo.

De regreso a la frontera, el 8 de septiembre y Diablos empareja la serie 3-3 al ganar 4-0 con pitcheo de Lupe Salinas que admitió 4 hits, 3 bases y 4 ponchados. Los capitalinos anotaron dos en la quinta entrada por infieldhit de Roberto Rodríguez más toque sacrificio de Félix Millán. Jerry Hairston se embasó en error del inicialista Gabriel Lugo y en la jugada anotó Rodríguez. Winston Llenas remacha con triple.

Un error del catcher Clemente Rosas y hit de Marco Antonio Guzmán propiciaron las dos últimas carreras del juego en la octava frente al derrotado Carlos Ibarra.

LA CORONACIÓN

El séptimo y decisivo encuentro se celebró el 9 de septiembre. Broncos toma delantera en la primera entrada por hit de Norwood para remolcar a Juan Francisco Rodríguez. En el tercero, otra sobre el pitcheo del ganador Ramón Arano cuando Willie se embasó en error del antesalista Manny Alvarez y se roba la segunda, así como la tercera para luego anotar en mal tiro a la antesala del catcher Guzmán.

Diablos se fue adelante 3-2 en el cuarto inning. Base a Hairston y hit de Winston Llenas, y tras ser dominado Manny Alvarez. Llenas es out en segunda por rodado a las paradas cortas de Fernando González. En la jugada, el intermediarista Francisco Rodríguez busca el dobleplay, pero tiró mal a la inicial para que anotara Hairston; luego vinieron hits remolcadores de Nathanael Alvarado y Marco Antonio Guzmán.

La carrera que aseguró el título cayó en el fatídico episodio por sencillo de Nathanael Alvarado contra el derrotado Diego Seguí. Guzmán adelantó al corredor con toque de sacrificio y Luis Alvarado impulsa con imparable.

Broncos atacó por última vez en el cierre del octavo inning cuando Ted Ford es dominado vía 6-3 por Ramón Arano, quien admite sencillo de Alvin Moore y doble de Gabriel Lugo. Maximino León entró al relevo por Arano.

Rodado a la intermedia de Clemente Rosas impulsó a Moore, pero Humberto García es el tercer out con elevado al izquierdo. León retiró en orden el noveno inning al dominar al emergente Guadalupe Leal con elevado al central; Juan Francisco Rodríguez fly al izquierdo y Eduardo Muñoz a la inicial por el out 27.

Para obtener el séptimo campeonato de su historia, Diablos tuvo que ganar 12 de 19 juegos de playoffs en ese 1981.