Ciudad de México a 7 de julio (diablos.com.mx). – Los Diablos Rojos se han caracterizado por tener siempre grandes jugadores de posición que cumplan a la ofensiva, pero también a la defensiva, y uno de esos peloteros claves en la historia escarlata es Armando “El Agujita” Sánchez, tremendo segunda base y sin duda un segundo bate ejemplar.

Fue un maestro del doble play alrededor de la segunda base. Gran pivoteador de manos muy seguras, alcance más que regular, con gran habilidad para manejar los tiros de relevo. un gran alcance, de bateo muy consistente, y muy bueno para avanzar corredores con toque de bola o bateo y corrido. Además, era muy confiable con gente en base.

Debutó en 1981 con los Diablos y por 13 temporadas fue el segunda base que necesitaban. Bajo la dirección de Benjamín “Cananea” Reyes, colaboró en la conquista de los campeonatos de 1985, 87 -88.

El momento más difícil de su carrera vino cuando al asistir al cojín de la segunda base, el corredor Mike Cole se barrió en forma brutal, le causó triple fractura de tibia. Parecía que la lesión lo dejaría fuera del béisbol, pero se recuperó y volvió por su sitio de estelar.

En sus trece campañas como titular, tuvo un porcentaje al bat de .318. Es miembro distinguido del grupo de los diez mejores Diablos de todos los tiempos en la historia del México. Participó en diez playoffs , cuatro series finales. En la de 1981 no vio acción como novato.

Su última temporada con el México fue en 1993. Se retiró en 1999 jugando para Córdoba. Por su gran capacidad que siempre demostró en el terreno de juego, los Diablos lo recuperaron como coach e instructor, puesto en el comprobó su valía.

Lamentablemente Armando Sánchez falleció el 10 de septiembre de 2017, “El Agujita” era coach de infielders con los Naranjeros de Hermosillo, puesto que desempeñaba al lado de Adulfo Camacho y el cual ocupó aproximadamente los últimos 12 años de su vida.

 

[FinalTilesGallery id=’34’]