Ciudad de México- Los Diablos Rojos del México volverán a casa totalmente enrachados, después de que en su gira a Cancún y Saltillo ganaron cinco de sus seis juegos, empatando el otro, con lo que ahora presumen un récord de 27-15, manteniéndose como líderes de la Zona Sur.

El club escarlata salió de gira sabiendo del reto de primero jugar en un parque de pelota amigable con los lanzadores (el Estadio Beto Ávila) y después en el Estadio Francisco I. Madero de Saltillo, donde la pelota vuela con más facilidad, y en este viaje el balance se cargó claramente del lado escarlata porque lograron una tendencia positiva entre bateo y pitcheo, anotando 43 carreras y permitiendo 28, para un +15 en el diferencial de anotaciones hechas y recibidas.

La artillería roja encontró la forma de anotar sin depender del cuadrangular, ya que en los primeros cuatro choques solo acumulaban dos, destapándose con cuatro el domingo, para cerrar la semana con seis vuelacercas.

Todos los abridores excepto el debutante Williams Pérez, trabajaron al menos cinco tandas, y los inicialistas se acreditaron cuatro victorias de las cinco, siendo dos de ellas para Héctor Hernández.

Los lanzadores abridores tuvieron un promedio de carreras limpias de 3.18 en 31.1 entradas lanzadas, con 19 ponches y 10 pasaportes regalados, mientras que los relevos admitieron 15 anotaciones en toda la semana.

GIRA ESCARLATA
Marca: 5-0-1
BATEO
Carreras anotadas: 43
Hits conectados: 72
Home runs conectados: 6
Bases por bolas recibidas: 37
Ponches recibidos: 39

PITCHEO
Carreras permitidas: 28
Carreras limpias: 26
Hits conectados: 44
Home runs permitidos: 8
Bases por bolas regaladas: 23
Ponches recetados: 38