Ciudad de México a 29 de abril (diablos.com.mx). – A seis años de haberse retirado como jugador activo, el estelar Roberto “metralleta” Ramírez nos cuenta como se encuentra en estos días y a que se dedica el ex lanzador zurdo de los Diablos Rojos del México.

¿Cómo esta Roberto Ramírez actualmente? “Pues ahorita con esta contingencia, he estado encerrado en casa con la familia, estamos tratando de llevar esto con mucha calma, con mucha paz y con mucho conocimiento, tenemos que hacer caso y estar en casa como indican las autoridades, esto es algo que nunca pensamos que hubiera pasado y está pasando, hay que tener mucho cuidado, por el momento estamos aquí con la familia aquí en el rancho y por el momento cuidándonos de este virus”.

¿A qué se está dedicando actualmente el Metralleta? “Desde que me reitre de los Diablos Rojos del México en el 2014, me vine para la casa, aquí en el rancho, aquí tengo ya seis años, compre unas tierritas, aquí hice mi humilde casa y aquí estoy con mi familia con mis hijos, extrañando mucho todo lo que es el beisbol, no me pierdo ninguna transmisión, y pues me gusta mucho el campo desde niño, yo nací en un rancho y yo creo que me quedo ese gusto, y pues me dedico 100% al rancho”.

¿Cómo se cuida la familia Ramírez en esta contingencia? “Sabemos y debemos protegernos y cuidarnos mucho, estamos en casa desde que las autoridades que han dicho que este virus es peligroso este virus, estoy más unido que nunca con mi familia por lo mismo, estamos al 100% tomando todas las medidas e indicaciones que nos dan por la televisión y aquí estamos en casa con la familia que es lo que le recomiendo a toda la gente para que esto pase rápido y desaparezca del planeta y la única forma es quedarnos en casa, hacer caso y cuidarnos mucho”.

¿Qué recuerdas más de ser jugador? “Lo principal, Roberto Ramírez siempre ha tenido este dicho, un estadio sin beisbol sin afición, nosotros los jugadores no somos nada, yo respete mucho a la afición, le agradezco en mi corazón yo y mi familia por todo el apoyo que recibí, yo siempre aprendí de algunos abucheos, me preocupe un poquito más porque siempre le quise dar a la afición un buen partido, un buen espectáculo, todo mundo sabe que yo me entregue al 101%, a veces se podía a veces no, pero lo que más extraño son esos aplausos de la afición, de la porra escarlata, de los que son 100 % Diablos Rojos del México, la verdad les mando un fuerte abrazo, les mando un saludo, que Dios me los bendiga, y espero pronto ir al estadio, conocerlo, conocer a la gente, tomarme fotos con la gente, tú sabes que yo siempre he sido muy humilde y lo sigo siendo humilde, les mando un fuerte abrazo y quédense en casa, cuídense mucho”.

Le preguntamos al popular Metralleta ¿Qué extraña más de jugar? “Son varias cosas, siempre que me tocaba lanzar un día antes me costaba trabajo dormir, siempre fui con demasiada adrenalina, siempre la emoción porque el umpire dijera playball, los juegos empezaban a las 7:05, pero lo que más extrañaba era cuando empezaba el juego empezaba y sentir el ampayeo, sentir a la gente a la gente aplaudiendo por una jugada que hacia el Borrego, un ponche de Roberto Ramírez, un piconazo que controlaba Gutiérrez, Noe Muñoz, Homar Rojas, Gerónimo Gil o Miguel Ojeda, o todos los catchers que me cacharon, extraño mucha cosas, no acabaría yo de decirte el sentimiento, el orgullo, la satisfacción que yo tuve, el tiempo no pasa en balde, llega uno a envejecer año con año y no son las mismas cualidades, yo le doy gracias a Dios, a la vida, a mi familia, a la afición, y son miles de cosas, también tuve muy buenos managers, para mí un Benjamin “Cananea” Reyes fue lo mejor, Marco Antonio Vázquez, Daniel Fernández, Bernie Tatis, Mako Oliveras, pero lo que más voy a recordar es a la afición cuando Diablos Rojos del México íbamos perdiendo el juego en la octava o novena entrada y veníamos a cerrar el juego y ganábamos la gente no se iba del estadio, y la gente seguía apoyándonos, todo eso muy bonito lo llevo en mi corazón”.

¿Un mensaje de Roberto Ramírez para la afición de los Diablos? “Les mando un gran abrazo y un gran saludo, los llevo en mi corazón, muchas gracias a los que me vieron lanzar, a los que me vieron jugar y a los que no también que siguen yendo al estadio, estoy muy contento, muy orgulloso con mi trabajo, cumplí con mi trabajo, cumplí con lo que me correspondía, creo que todo eso que yo logre hacer es parte también de la afición, la afición me ayudo muchísimo, me inspiro a seguir trabajando, a levantarme cuando no ganaba un juego, a salir de una mala racha, le debo mucho a la afición y como dije anteriormente me gustaría ir a un partido y escuchar a esa porra escarlata, le mando un gran abrazo a la afición y sigan apoyando al beisbol. Don Alfredo Harp es un gran ser humano, lo que esta haciendo por el beisbol en nuestro país, es algo que no cualquiera da sin recibir nada y la afición es igual, sigan yendo al estadio, sigan apoyando todo esto es del corazón de este señor que es un tremendo ser un humano, yo los llevo en el corazón y Dios me los bendiga y espero verlos muy pronto”.