Ciudad de México- Roberto Osuna, cerrador estrella de los Diablos Rojos del México en la campaña 2022 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), estará de regreso con el equipo para participar en la pretemporada que realizará el equipo en el Estadio Alfredo Harp Helú.

La ‘Novena Escarlata’ sigue afinando detalles del roster que trabajará en los entrenamientos en el ‘Diamante de Fuego’ y confirma la integración del taponero, quien estará de vuelta para aportar tanto dentro como fuera del campo.

“El regreso de Roberto Osuna nos dará liderazgo y seguridad dentro de nuestro cuerpo de pitcheo. Roberto viene de tener un año redondo en la Liga Mexicana y en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) y eso es la muestra de que vino a ganar y estamos seguros que el conocimiento y la experiencia y el nivel de beisbol que tiene nos ayudará a marcar la línea del principal objetivo que tiene el equipo este año, ser campeones”, explicó Jorge del Valle, Gerente Deportivo de los Diablos Rojos del México.

Roberto debutó con los Diablos Rojos del México en el 2011, con 16 años de edad, y volvió al conjunto escarlata para la Temporada 2021 de la LMB, convirtiéndose en el cerrador del equipo, función en la que cumplió con espectaculares números al participar en 24 encuentros, sumando 12 salvamentos en 13 oportunidades, actuación en la que presumió una extraordinaria efectividad de 1.09. El sinaloense trabajó 24.2 entradas, en las que solo admitió tres carreras limpias (cuatro en total), con 17 hits permitidos, regalando solo tres bases por bolas y recetando 27 ponches, trabajo con el que terminó además con un récord de 3-0.

Posteriormente, el derecho formó parte de los Charros de Jalisco en la LMP, y fue una pieza clave para que esa novena lograra el título de la pelota invernal mexicana. En 28 juegos concretó 11 rescates repitiendo un espectacular promedio de carreras limpias admitidas con su 1.26. Su marca fue de 5-2, luego de laborar por espacio de 28.2 innings, en los que solamente permitió seis anotaciones (cuatro limpias). En esas apariciones solo otorgó ocho pasaportes y ponchó a 35 bateadores.

Después de eso, Osuna formó parte del equipo mexicano que participó en la Serie del Caribe, evento en el que tuvo una actuación inmaculada, al trabajar 3.2 entradas en las que no permitió carrera y solo permitió cinco hits, además de regalar dos bases por bolas y recetar cinco chocolates.