Ciudad de México a 21 de mayo (diablos.com.mx). – A 45 días de estar parada la actividad de la Liga Mexicana de Beisbol por la contingencia sanitaria a causa del COVID-19, Miguel Ojeda presidente adjunto de los Diablos Rojos, nos comenta como está la cuestión deportiva de la organización escarlata.

Le preguntamos a Miguel Ojeda ¿Cuál es el plan que hay en mente para iniciar esta temporada en cuanto termine la cuarentena? “Pues mira, ahorita lo que tenemos es incertidumbre, no hay una fecha definida para que podamos arrancar nuestra temporada, nos estamos preparando, y tenemos desde que regresamos de la pretemporada en Oaxaca tenemos reuniendo semanalmente con los muchachos a través de las redes sociales, haciendo reuniones virtuales, y los hemos estado monitoreando, hemos estado trabajando con ellos, midiéndoles la resistencia, la fortaleza, dándoles programas de tiro, entonces si esto se da con el favor de Dios el tema de la pandemia reduce y las curvas de contagio igualmente reducen, y toca la buena voluntad de Dios de que nos toque jugar esta temporada nos va a costar muy poco llegar preparados o prepararnos al 100 % para el arranque de la temporada, los muchachos están muy muy cerca, sería cuestión de días para que ellos se declaren listos y tener un resultado positivo para la organización”.

¿Qué comentarios le ha hecho los jugadores a Miguel Ojeda y cómo los siente de ánimo? “pues preocupados como lo estamos todos, los muchachos ven las noticias, escuchan rumores de lo que hay en sus ciudades, de lo que hay en la capital, de lo que hay en todo nuestro país, entonces para ellos ha mucha incertidumbre, pero nosotros tratamos de tranquilizarlos, de ver la manera de mantenerlos ocupados, se les esta ayudando económicamente con algo simbólico de lo que es su salario para que ellos estén tranquilos y que no estén sacando de sus ahorros, los que tienen ahorros no los estén gastando y que traten de mantenerse en casa y no andar buscando trabajo donde puedan poner en riesgo a sus familias y a ellos mismos”.

Para Miguel Ojeda ¿Cuál seria el mejor escenario para la temporada 2020, esperar a jugar con gente o empezar a puerta cerrada? “Yo creo que sería jugar con público obviamente, se complicaría mucho la cosas si tratáramos de jugar con puerta cerrada, como organización no creo que fuera rentable, creo que lo mejor sería esperar a que se pueda jugar con cierta capacidad, con cierto aforo, no tiene que ser con estadio lleno pero si con algo de gente y separarlos, tenerlos en todo el estadio divididos para que ellos también estén más seguros, entendiendo que es un tema que va para largo, el COVID es algo que llegó para quedarse y si, si lo podríamos parar con una vacuna o paralizando a todo México pero eso es imposible que suceda”.

Obviamente la meta de los Diablos Rojos es la conquista del campeonato 17 de su historia, pero para Miguel Ojeda sería algo histórico para el y para la organización escarlata la conquista de ese gallardete, ya que podría convertirse en campeón con el México en tres diferentes facetas, las primeras dos como jugador y como mánager, ahora lo podría hacer como directivo, ¿Qué piensa Miguel Ojeda de esta posibilidad? “No sabía y no le había puesto atención a eso, pero me lo comentó un muchacho, un pitcher que estábamos tratando de traer a jugar aquí, y la verdad él fue el que me dijo, porque dentro de las pláticas que tuvimos nosotros le regalamos algunas revistas, de los libros que nuestro patrón nos ha regalado, se los enseñamos y se los dimos para que se los llevara de recuerdo y viera la gran historia que tenemos y él fue el que me dijo que yo había sido campeón como pelotero, como mánager y que ahora sería el primero en tener ese récord y ojala y se dé, pero si no se da créeme que no es algo que me quite el sueño, lo tengo bien firme lo que hice como jugador y como mánager me deja muy tranquilo, obviamente tengo el deseo y el hambre de ganar como organización, no como presidente, como organización porque creo que nuestro patrón se lo merece, y al final de cuentas somos ganadores, todo mundo quiere ganar”.

Sin duda el apoyo de la familia para Miguel Ojeda ha sido fundamental en su exitosa carrera, “Por supuesto que si, mi esposa y mis hijos obviamente han sido mi motor, mi inspiración, lo que me ha motivado a seguir mejorando, a seguir creciendo como pelotero, como mánager, como persona, como directivo ahora en este caso, siempre recibiendo el apoyo de ellos, mi esposa me da una gran fortaleza y me ha hecho un hombre de convicciones fuertes, firmes, y siempre ha estado conmigo apoyándome y mis hijos uno por querer darles siempre lo mejor me han motivado a seguir superándome, queriendo más de la pelota, de los logros y tratar de darles los mejor también, siempre han estado conmigo, lo cual siempre se los agradezco y siempre estaré agradecido”.