Ciudad de México (3 de diciembre de 2021) Tras finalizar la actuación en la Liga Invernal Mexicana (LIM), el manager de los Diablos Rojos del México, Miguel Ojeda, hizo el análisis de los resultados que se obtuvieron y del impacto que pueden tener en el proyecto del equipo los jóvenes que participaron.

 

“Creo que muchos muchachos nos dieron cosas importantes que podemos seguir puliendo para que en un futuro inmediato puedan aportar al equipo grande”, explicó Ojeda. “Tenemos que seguir trabajando con ellos porque creo que tienen mucho más potencial del que mostraron y es nuestra labor seguir con lo que se empezó en este torneo para que nos den las satisfacciones que esperamos de ellos”.

 

El conjunto capitalino contó con la actuación destacada de varios elementos, cuatro de ellos ganando el primer sitio de la Zona Sur en distintas estadísticas individuales (Pedro Castellano, Omar Zeleny, Christian Zazueta y Jordy Arias), mientras ocho más aparecieron dentro de los 10 mejores.

 

Ojeda destacó que uno de los obstáculos que enfrentaron fue que los jóvenes han pasado gran parte de los dos últimos años (2020 y 2021) sin jugar debido a la pandemia, un punto que terminó reflejándose en su desempeño al inicio de torneo.

 

“Todos ellos estuvieron parados durante el año pasado por la pandemia, solo participaron en la Copa (Juntos por México), y este fue un torneo corto y no tuvimos la solidez para estar peleando por la cima, y eso nos dolió”, agregando.

 

“Terminamos el torneo jugando mucho mejor de como cuando empezamos, sabíamos que era un torneo corto pero nos faltó más tiempo para que los muchachos mostraran su mejor nivel. Lo que también pudimos ver es que los muchachos tienen la garra que se debe de tener en este equipo y de aquí van a salir varios muchachos que van a aportar tanto en Diablos como en Guerreros”.

 

A nivel grupal, la Pandilla Escarlata finalizó en el tercer sitio de la Zona Sur de la LIM, después de ganarle la última serie del calendario a los Guerreros de Oaxaca.

 

“No es una manera agradable de despedir el año. Teníamos proyectado un resultado diferente pero nos quedamos con cosas agradables. Tenemos que trabajar y trabajar fuerte porque cuando Diablos participa en un torneo es para ser protagonista, para ganar”, sentenció el estratega.