Ciudad de México a 5 de junio (diablos.com.mx). – Hace 29 años el originario de Cd. Obregón, Sonora, Antonio “Balazos” Félix, lanzó juego sin hit ni carrera y fue el segundo doble cero en la historia de los Diablos Rojos, pero el primero de nueve entradas para un pitcher escarlata, venció a los Sultanes de Monterrey por pizarra de 7-0 en el Parque Deportivo del Seguro Social.

En la Liga Mexicana de Beisbol se han lanzado un total de 101 juegos sin hit ni carrera en 95 años de historia, de los cuales seis han sido de manera combinada, y cuatro a cargo de lanzadores del México.

El primer lanzador de los Diablos en lanzar sin hit ni carrera fue Alberto Joachin, el 4 de abril de 1965, la hazaña la realizó frente a los Sultanes en un partido disputado en Monterrey, Nuevo León, y que terminó con pizarra de nueve carreras a cero a favor de los escarlatas. El encuentro se suspendió por la lluvia en la sexta entrada y la LMB tardó algunos años en reconocerle el doble cero a Joachín.

Roberto Ramírez también conocido como “el Metralleta” Ramírez es el líder dentro de la organización escarlata al lanzar dos juegos sin hit ni carrera en años consecutivos y ambos fueron frente a los Olmecas de Tabasco, el primero en la Ciudad de México el 6 de junio de 1995 y el segundo doble cero del “Metralleta” fue el 10 de julio de 1996, en el Estadio 27 de Febrero de Villahermosa.

Roberto «Metralleta» Ramírez inscribió su nombre en el libro de los récords al lanzar contra los Olmecas de Tabasco juego sin hit ni carrera de 7 entradas con pizarra de dos carreras a cero. La decisión fue un poco controvertida pues el anotador oficial del Parque Deportivo del Seguro Social, Roberto Kerlegand, había marcado en la primera entrada un batazo como hit y posteriormente cambió la decisión a error.

Platicamos con Roberto Ramírez para revivir esos históricos juegos y le preguntamos ¿Qué Recuerdas del sin hit ni carrera contra Tabasco en el Parque del Seguro? “El juego sin hit ni carrera en México fue muy complicado, tú sabes bien que era un parque para batear, y es muy difícil blanquees, que tires un juego apretado por lo mismo, yo iba inning por inning, la verdad yo nunca lleve la cuenta de que iba sin hit ni carrera, honestamente me di cuenta cuando faltaban dos outs, y la verdad el que te diga que no está mintiendo, me entró la presión, los nervios, y cuando me faltaba un out también iba yo un poco más tenso, y me acuerdo que me puse abajo del bateador dos bolas y sin strikes, no me aprovecho y lo saque out, y el último out fue un elevado a Daniel Fernández al centerfield y la verdad después del juego fue que me emocioné, los nervios estuvieron siempre presentes”.

Lanzar un sin hit es complicado, pero lanzar dos y contra el mismo equipo es muy complicado ¿Qué recuerda Roberto Ramírez del sin hit ni carrera en Tabasco? “Recordemos que un día antes Esteban Loaiza les estaba lanzando sin hit ni carrera a los Olmecas y Eliseo Garzón fue el que le pegó el hit, cuando le faltaban dos outs yo estaba llevando la tabla de pitcheo, y mucha afición me está diciendo que le iban a dar el hit a Loaiza y que al día siguiente que me tocaba lanzar a mí, que ni pensara que iba a lanzar otro juego sin hit ni carrera como el que les lance en México, algo complicado, cuando le faltaba un out a Esteban Loaiza viene Eliseo Garzón y le pega el hit, se rompe el sin hit ni carrera, la gente se volvió loca. Al día siguiente yo me di cuenta en la séptima entrada, fue un juego tan complicado porque yo tiré una curva y la piqué, me estaba ampayando atrás de home José Vargas, y la pelota le pegó en la mera gargantilla y si no es por Lizárraga yo creo que se nos muere ahí el umpire Vargas, se estaba ahogando con su lengua por el pelotazo y gracias a Dios todo salió bien y siguió el juego y el último out que me faltaba era Eliseo Garzón que me pegó línea a las manos del Borrego Sandoval, me emocione, no tengo palabras para explicar la emoción, la adrenalina que yo sentía de la séptima a la novena, out por out, es algo muy bonito, algo muy complicado, y después de que lo tire la gente me aplaudió yo nunca lo había visto en México, yo pensé que la gente me iba abuchear peo no, la gente me aplaudió y algunos me gritaron para que se nos quite lo hablador, ya me habían dicho que había pasado en México y que no iba a pasar en Tabasco”.

Le preguntamos al “Metralleta” Ramírez ¿Cómo sientes al saber que tu nombre quedó grabado en la historia del beisbol y tu número retirado de los Diablos? “La verdad me siento muy feliz, muy contento y muy satisfecho, me hubiera gustado darle más a la afición, son recuerdos muy bonitos que me voy a llevar hasta la tumba, me siento muy satisfecho 100 por ciento, por la gente que tuve a mi alrededor, los periodistas, los dueños, don Alfredo, mis compañeros, la radio, la televisión, y más que nada a la afición escarlata, yo siempre he dicho que la afición te hace y te deshace, yo le doy gracias a Dios por haber caído en un equipo tan triunfador, tan ganador, de haber estado en compañía de peloteros de un nivel de talla internacional como un Borrego Sandoval, un Daniel Fernández, muy contento de haber hecho amigos, salir del estadio dar un autógrafo tomarse una foto, y el saber que mi nombre y mi número va a quedar grabado ahí para que mis hijos, mis nietos y toda le gente vea lo intenso que fue Roberto Ramírez, muchas gracias de corazón a todos y principalmente a la afición, les mando un fuerte abrazo y que Dios me los bendiga”.