Ciudad de México a 19 de agosto (diablos.com.mx. ORHP). “Los equipos van a tener que jugarnos hasta el 5to inning porque van a saber que si llegan abajo en la pizarra a ese momento va a ser muy complejo ganarnos”.

Estas palabras emitidas por el manager de los Diablos Rojos del México, Miguel Ojeda a principio de la campaña 2021 podrían haber sonado a exageración en su momento, pero la realidad de la actual postemporada de la LMB le ha dado la razón con absoluta contundencia.

Comandados por el excelso brazo del Grandes Ligas Roberto Osuna, el bullpen de los Diablos Rojos del México ha estado intraficable en los primeros 7 encuentros de la ronda de playoffs dejando, hasta ahora, efectividad colectiva de 1.91 en 33.0 innings de labor, el segundo mejor promedio del circuito detrás del que muestran los relevistas de los Toros de Tijuana (1.79).

Este rendimiento, por los momentos, supera con claridad lo que han hecho los relevistas de los pingos en los últimos 16 años de postemporada mejorando incluso lo realizado por el relevo en las campañas 2008 y 2014 cuando tuvieron efectividades de 2.12 y 2.26, respectivamente, guiando a los suyos a la obtención del campeonato de la LMB.

La razón principal del reciente dominio evidentemente tiene que ver con la presencia del estelar Roberto Osuna pero no solo se limita a él. Al contrario de los legendarios “Nasty Boys” de los 90, el bullpen de postemporada de los Diablos Rojos está conformado, no por tres apagafuegos, sino por siete brazos que gozan de la absoluta confianza del manager Miguel Ojeda.

1) Roberto Osuna (RHP): 1.59 de EFE, 5.2 IL, 6K, 1BB
2) Sasagi Sánchez (RHP): 0.00 de EFE, 7.0IL, 5K, 2BB
3) Arquímedes Caminero (RHP): 0.00 de EFE, 4.2 IL, 7K, 2BB
4) Yapson Gómez (LHP): 0.00 de EFE, 3.0IL, 2K, 1BB
5) José “Jumbo” Diaz (RHP): 9.00 de EFE, 2.0 IL, 4 K, 3BB
6) Samuel Zazueta (LHP): 9.00 de EFE, 2.0 IL, 1K, 1BB
7) Alemao Hernández (LHP): 0.00 de EFE, 6.0IL, 3K, 2BB

Del grupo solo José “Jumbo” Díaz, preparador de la selección de República Dominicana en las Olimpiadas de Tokyo 2020 y Samuel Zazueta, dueño de una minúscula efectividad de 0.47 en 19.0 tramos en la campaña regular, han recibido daño considerable en lo que va de postemporada.

Pero quizás lo que más importante para pronosticar que este grupo se seguirá comportando como lo ha hecho hasta ahora es lo que hizo en la campaña regular. Entre estos 7 jugadores, Diablos tiene a un cuerpo de lanzadores que acumuló, como relevistas, 132.1 innings de 2.31 de efectividad con 111 ponches, solo 38 boletos y que únicamente desaprovechó 3 oportunidades de salvamento en toda la campaña.

Con todos estos números en la mano, más que una exageración, lo del mánager Miguel Ojeda al principio de la campaña, luce hoy como una muy acertada premonición.

EFECTIVIDADES DE BULLPEN DE DIABLOS EN POSTEMPORADA DESDE 2005
2021: 1.91 (aún activa)
2019 3.83
2018.2 4.26
2018.1 4.18
2015 3.91
2014 2.26
2013 9.69
2012 10.71
2011 6.47
2010 9.35
2009 6.30
2008 2.12
2007 4.97
2006 4.66
2005 6.95