Ciudad de México a 28 de junio (diablos.com.mx). – Este domingo 28 de junio la Liga Mexicana de Beisbol cumple 95 años de haber tenido su primer juego, se realizó en el Parque Franco-Inglés, en ese primer duelo el club México enfrentó al Agrario, venciendolo por pizarra de 7-5 en 14 entradas. La LMB es la liga profesional más añeja de México.

En 95 años de vida la Liga Mexicana se ha jugado de manera ininterrumpida desde 1925 a la fecha, en dos momentos ha sido interrumpido o postergado el calendario de juegos, por la huelga de 1980 se detuvo la campaña después de 91 juegos y en este 2020 se ha retrasado el inicio por la emergencia sanitaria a causa del COIVD-19.

En estos 95 años, la LMB ha tenido 95 campeones , siendo los Diablos Rojos del México el equipo con más gallardetes con 16. Los 95 banderines se los han dividido 27 mánagers cubanos, 11 estadounidenses, 1 Venezolano, 4 dominicanos, 3 puertorriqueños, 1 panameño y 49 mexicanos.

La Liga Mexicana ha tenido 29 presidentes en estos 95 años, siendo el primero Alejandro Aguilar Reyes “Fray Nano”, el más longevo en el puesto el Lic. Pedro Treto Cisneros con 17 años al frente de la LMB y el actual presidente Horacio de la Vega.

En 95 años han pasado por la Liga Mexicana de Beisbol mas de 90 equipos, y las únicas organizaciones que se han mantenido de manera ininterrumpida desde su ingreso a la LMB son: Sultanes de Monterrey (1939), Diablos Rojos del México (1940), Tigres de Quintana Roo (1955), Saraperos de Saltillo (1970), Olmecas de Tabasco desde 1977, Leones de Yucatán desde 1979, Piratas de Campeche (1980) y Acereros de Monclova ha jugado de manera ininterrumpida desde 1982.

Sin duda la Liga Mexicana de Beisbol ha sido una de las organizaciones deportivas profesionales que nuestro país que más satisfacciones ha llevado a los hogares mexicanos, brindando un espectáculo 100 % familiar en todas las plazas donde se desarrolla, a 95 años de su fundación le enviamos una felicitación a todos y cada uno de los que han sido parte de esta gran historia, jugadores, directivos, umpires, anotadores, cronistas, personal de campo y de los estadios y desde luego a los aficionados que con su apoyo han sido un pilar fundamental para la permanencia constante de la LMB.