Ciudad de México (26 de marzo)- Los Diablos Rojos del México cumplieron este sábado 13 días entrenando en el Estadio Alfredo Harp Helú, y el jardinero Julián Ornelas siguió trabajando en su rehabilitación para poder participar al cien por ciento en las prácticas del equipo.

El nacido en Tijuana, Baja California, está de regreso con la ‘Pandilla Escarlata’ después de haber sufrido una fractura en la muñeca izquierda cuando jugaba con los Charros de Jalisco en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), y eso lo ha mantenido con una participación restringida.

“Hasta ahora me he sentido muy bien. Sigo en la rehabilitación que va avanzada y me siento cada día mejor. La verdad no esperaba sentirme tan bien como hasta ahora me siento, pensaba que iba a tomarme un poco más de tiempo pero hasta el día de hoy el proceso va por buen camino”, explicó Ornelas.

Por la naturaleza de su lesión, el bateador zurdo participa en todo el entrenamiento del equipo excepto en la práctica de bateo, ya que todavía necesita fortalecer su antebrazo y muñeca.

“Solo me falta estar en la práctica de bateo ya que el resto ya lo he hecho, tanto cosas a la defensiva como batear en la jaula con la T. Ya me falta poco para poder batear y eso me emociona mucho”, continuó.

Julián debutó en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) con los Diablos, en la Temporada 2017, jugando en 2018 y 2019 con los Guerreros de Oaxaca. El año pasado volvió a la escuadra capitalina, con quienes participó en 50 juegos, bateando para un .295, con seis home runs, 40 producidas y 25 anotadas.

Julián forma parte del grupo de cinco jardineros que están en la pretemporada, una posición en la que aparecen dos refuerzos extranjeros, el venezolano Ramón Flores y el japonés Tomo Otosaka, así como los experimentados Jesús Fabela y Alex González.

“Diablos siempre se ha caracterizado por tener jugadores de calidad en todas las posiciones y ahora tenemos eso en el jardín. Entre todos nos estamos apoyando para sacar lo mejor de cada uno”, dijo. “Desde el primer día del entrenamiento sabíamos a lo que venimos y hemos estado cumpliendo con el plan de trabajo. Hemos tenido mucha armonía en el equipo y creo que vamos por buen camino”.

Los Diablos Rojos entrenaron este sábado por la mañana en el ‘Diamante de Fuego’ y el domingo continuarán con su preparación pero ahora entrenarán por la tarde-noche. De lunes a miércoles seguirán las prácticas y para el día 30 viajarán a Laredo, donde tendrán sus tres primeros juegos de práctica, que serán frente a los Tecolotes de los Dos Laredos.