Ciudad de México- Don Martín Vidal Miranda llegó a los Diablos Rojos del México en la década de 1960 y a principios del 2022 se despidió convertido en el ‘Ángel Guardián’ encargado de cuidar y mantener en perfectas condiciones los campos de juego que han formado parte de la historia del equipo: Parque del Seguro Social, Foro Sol, Fray Nano y el Estadio Alfredo Harp Helú.

Don Martín era el Jefe de la Cuadrilla de Mantenimiento del campo de la ‘Pandilla Escarlata’, posición que ocupó gracias a la profunda experiencia que obtuvo a partir de la década de 1970, cuando comenzó con trabajos generales de mantenimiento en el Parque Deportivo del Seguro Social.

“A mí me gusta que la gente llegue y se admire del campo, de todo el campo”, explicó don Martín en una entrevista. “La media luna, el infield, los jardines, la loma, el home plate, todo debe de estar en perfectas condiciones. Nosotros (equipo de mantenimiento) también somos parte del equipo”.

Vidal Miranda llegó a los Diablos Rojos a los 12 años de edad (1966) integrándose a la oficina del equipo, pero después el entonces dueño del equipo, Ángel Vázquez, le dio la oportunidad de trabajar en el cuidado del campo del Parque del Seguro Social.

Poco a poco fue adquiriendo los conocimientos necesarios para dejar en perfectas condiciones todo el diamante, situación que le abrió la puerta para hacerse cargo del equipo de mantenimiento del terreno y del PSS en general.

Además de que su trabajo siempre fue clave para que la Catedral del Beisbol en la ciudad de México siempre luciera impecable, una recomendación suya le dio un toque de magia al inmueble de Cuauhtémoc y Obrero Mundial, al sugerir que se pintara una mitad de las butacas en color rojo y la otra mitad en azul.

Otra parte de su legado en el PSS se dio en la madrugada del 2 de junio del 2000, ya que ese día don Martín y su hermano Florencio fueron los encargados de quitar el home plate luego de que se dio el último juego en ese parque de pelota.

Antes de ese capítulo, fue el responsable de hacer que el Foro Sol se convirtiera en un campo de beisbol al encabezar todos los trabajos para construir un campo de juego artificial sobre la superficie de concreto que ahí existía, siendo el responsable de mantenerlo durante los 14 años en que los Diablos jugaron en este sitio.

Gracias a su excelente trabajo y conocimiento, don Martín fue elegido por las Grandes Ligas para hacerse cargo de los cambios que se necesitaron en el Foro Sol y en el Fray Nano para que hubiera encuentros de pretemporada, así como para los duelos del Clásico Mundial de 2009 en ese sitio.

Gracias a su profundo conocimiento sobre el correcto cuidado que necesitan los campos de beisbol, don Martín no solamente los cuidaba, ya que también fue el encargado de construirlos a distintos niveles, tanto para otros equipos de la Liga Mexicana como para la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú.

El legado de Don Martín Vidal creció aún más luego de que fuera el encargado de montar el campo del Estadio Alfredo Harp Helú, labor que guió desde el inicio hasta que quedó listo para su estreno en 2019. A partir de ahí, él y su equipo de trabajo mantuvieron el campo del ‘Diamante de Fuego’ con los más altos estándares de calidad, mismo que se vieron tanto en la Temporada 2021 de la Liga Mexicana de Beisbol como en la Edición 2021 de la Liga Invernal Mexicana (LIM).

Don Martín Vidal falleció el domingo 2 de enero del 2022 en la Ciudad de México.