Juan Carlos ‘Haper’ Gamboa pegó un jonrón de dos carreras en la parte baja de la novena entrada para dejar en el terreno a los Pericos de Puebla (12-9), en un juego que ganaron los Diablos Rojos del México (10-11) por pizarra de 4-2, llevándose la serie de fin de semana en el Estadio Alfredo Harp Helú.

Con el juego empatado a dos carreras, con un corredor en la inicial y dos outs en la pizarra, Gamboa pasó a la caja de bateo y en cuenta de una bola y dos strikes prendió el pitcheo de Samuel Alvarado para depositarlo detrás de la barda del jardín derecho, dándole la victoria a la ‘Pandilla Escarlata’.

Gamboa se fue de 4-2, con dos producidas (15 en la temporada) y una anotada, mientras que Japhet Amador sumó un par de empujadas más para llegar a 27 en la campaña.

En cuanto al pitcheo, Francis Martes completó la mejor actuación de un pitcher abridor del equipo en lo que va de la campaña luego de trabajar 6.2 entradas, en las que solo admitió dos hits y una carrera, sin base por bolas y con nueve ponches, aunque salió sin decisión. El pitcher ganador fue Roberto Osuna (1-0, 1.29), quien tiró la novena de manera perfecta, mientras el pitcher perdedor fue Alvarado (0-1, 4.50).

El encuentro fue dominado por los abridores de cada lado (Martes y Gabriel Ynoa), quienes llegaron a la tercera entrada sin haber admitido hit ni carrera, pero fue justo en ese tercer rollo donde los Diablos tomaron la ventaja al anotar dos veces.

La fiesta la comenzó Moisés Gutiérrez con un triple con dos outs y, después de un golpe a Alex González y un pasaporte a Ramón Flores, vino al bat Japhet Amador, quien pegó sencillo al central con el que timbraron Gutiérrez y González.

Los poblanos respondieron inmediatamente con el primero de dos hits que permitió Martes en el juego, un jonrón de Danny Ortiz al jardín central-derecho.

Después de esos dos ataques, el encuentro volvió a ser un intenso duelo de pitcheo entre Martes e Ynoa, que duró hasta la séptima entrada, donde los Pericos empataron dos veces.

El primer empate se dio cuando Ortiz prendió un pitcheo de Martes que aterrizó detrás de la barda del jardín derecho, justo a un costado del poste de fair, batazo que fue marcado como home run. Después de la revisión se decidió que no había sido cuadrangular y Ortiz volvió a la caja de bateo, manteniéndose el 2-1. Fue dominado con una rola a segunda y ese fue todo el trabajo de Francis. Llegó al relevo Edwin Fierro quien al primer pitcheo vio a Peter O’Brien volarse la barda para, ahora sí, poner la pizarra 2-2.

Después de darse el empate, el relevo mantuvo sin movimiento la pizarra, luego de que Jumbo Diaz se encargó de sacar la octava tanda y Osuna la novena. Fue entonces que llegó el desenlace con el cuadrangular de Gamboa.

Después de este triunfo, Diablos descansará el lunes y a partir del martes inicia su visita a los Guerreros de Oaxaca, en el Estadio Eduardo Vasconcelos. Los primeros dos choques serán juegos de 7 entradas, mientras el jueves será a 9. El pitcher abridor probable para el martes es Alemao Hernández.