Ciudad de México a 16 de marzo (diablos.com.mx). A propósito de que nuestro querido Alfredo “Zurdo” Ortiz ya se encuentra en su casa, recuperando la salud, hoy recordaremos una de sus múltiples hazañas.

Con las 20 victorias de 1956, que le valieron redondear la triple corona de pitcheo, “Panchillo” Ramírez fue el primer lanzador mexicano con dos decenas de triunfos en la historia de los Diablos Rojos del México.

Trece años más tarde, el zurdo de Medellín de Bravo igualó la marca de Ramírez Conde y la superaría de manera muy importante.

Fue el 27 de julio en Guadalajara, cuando Alfredo Ortiz llegó a 21 juegos ganados en la temporada, blanqueando a los Charros de Jalisco 7-0 con juego completo y pelota de 7 hits. Fue Ramón “Diablo” Montoya el encargado de definir el destino de aquel duelo, disparando triple con la casa llena para impulsar las primeras carreras, una de las cuales fue timbrada por el propio Ortiz, que se embasó con un imparable dentro del cuadro. El derrotado fue el gran pitcher cubano Andrés Ayón, quien volvería a ser víctima del veracruzano 7 días después.

Ya en la Ciudad de México, el 3 de agosto, los Diablos volvieron a derrotar a Jalisco, ahora en el juego complementario de una doble cartelera 3-1. Fue el triunfo 22 del “Zurdo”, que nuevamente colaboró ofensivamente para su causa con un largo cuadrangular por el jardín derecho, en un juego que inició tarde por la lluvia y en donde también se voló la barda Marcelo Juárez por los Rojos.

La victoria 23 del “Zurdo de Oro” fue con un marco insuperable. A un día de concluir la temporada regular en el Parque del Seguro Social y ante los Tigres, Alfredo Ortiz superó al equipo de bengala 8-6, con el infaltable regreso de la Marabunta Roja.

Los Tigres llegaron con ventaja de 6-3 al séptimo rollo, donde el México fabricó rally de cinco carreras, donde nuevamente Alfredo Ortiz sería pieza clave, igualando la pizarra con sencillo al right field. Jacinto Rodríguez se encargó se asegurar la ventaja con doblete productor de dos anotaciones.

“El Zurdo” salió a tirar la novena entrada para completar su faena, provocando una gran satisfacción a los aficionados escarlatas, igualando el récord de victorias para pitcher zurdo, establecido en 1945 por Agapito Mayor.

En el recuento de los números, es justo mencionar que Alfredo Ortiz derrotó a todos los equipos que participaron en esa campaña: 5 veces a Puebla; 4 a Tigres; 3 a Monterrey, Reynosa, Poza Rica y Jalisco; y 2 a Veracruz. Además, mayo fue su mes más productivo, dejando marca de 6 triunfos y una derrota.