Con un rally de cinco anotaciones en la séptima entrada en una tarde de cuatro jonrones, los Diablos Rojos del México (9-11) rompieron la mala racha y vencieron 12-9 a los Pericos de Puebla (12-8) en el segundo juego de la serie, realizado en el Estadio Alfredo Harp.

Japhet Amador tuvo una explosiva jornada de cinco carreras producidas, tres de ellas llegaron con un jonrón en la séptima tanda. Este fue el cuadrangular siete del “Gigante de Mulegé” en la campaña para llegar a 195 en su carrera con los Diablos.

A la par de la gran tarde de Amador, Juan Carlos Gamboa terminó con dos anotadas y tres empujadas, con un jonrón. De igual manera, Moisés Gutiérrez pegó cuadrangular para llegar a cinco en el año.

En el trabajo de los lanzadores, el abridor Luis Iván Rodríguez regresó a los diamantes y salió sin decisión después de que en tres entradas admitió tres anotaciones. El pitcher ganador fue Duilio Ochoa (1-0, 6.48), quien lanzó dos entradas en las que solo admitió un hit, mientras que el perdedor fue el abridor Braulio Torres-Pérez (2-2, 5.76), quien en cinco capítulos le pegaron siete hits y le hicieron seis anotaciones, con seis bases regaladas y un ponche. Roberto Osuna entró en la novena para lograr su cuarto rescate del calendario, luego de sacar los tres últimos outs permitiendo solo un hit.

La fiesta sabatina arrancó con la ofensiva de casa anotando dos veces en la primera entrada, gracias a fly de sacrificio de Japhet Amador y a rola de Emmanuel Ávila.

Aunque los Pericos le dieron la vuelta 3-2 al anotar dos veces en la segunda y una en la tercera, los Diablos despertaron con tree anotaciones en la cuarta con las que tomaron la delantera y no la perdieron. Dos carreras llegaron con jonrón de Juan Carlos Gamboa y una con cuadrangular solitario de Moisés Gutiérrez.

La ventaja de 5-3 aumentó luego de que en la quinta y en la sexta los Diablos hicieron una en cada tanda.

Los Pericos le pusieron emoción al acercarse 7-5 con dos rayitas en la séptima entrada pero fue ahí cuando llegó un ataque de cinco carreras de los Diablos, coronadas con el jonrón de Amador.

Los poblanos todavía tenían guardada una ofensiva de cuatro rayitas que llegó en la octava tanda, con la que la ventaja de 12-5 se recortó a un 12-9, esto frente a los pitcheos de Jumbo Díaz. Entonces entró Osuna para cerrar la puerta y concretar la victoria.

Para este domingo se definirá la serie cuando Pericos y Diablos se enfrenten a partir de las 14 horas. El duelo monticular que se dará será entre los dominicanos Gabriel Ynoa (1-2, 3.86) y Francis Martes (1-1, 7.94).