Puebla (9 de abril) Con jonrón de dos carreras de Jorge Cantú y dos carreras producidas de Khris Davis, los Diablos Rojos del México se encaminaron a su segunda victoria del ‘Torneo Interliga’ al vencer por pizarra de 8-6 a los Pericos de Puebla, en duelo realizado este sábado en el Estadio Hermano Serdán.

‘El Bronco’ se voló la barda en la séptima entrada con un compañero en base para llegar a dos cuadrangulares y cuatro producidas en el torneo, mientras que Davis (tercero en el orden) se estrenó a la ofensiva al irse de 3-2 con par de empujadas que llegaron con un doblete con casa llena en el quinto capítulo. Tomo Otosaka, por su parte, pegó dos imparables y anotó en una ocasión.

En cuanto al pitcheo, el estadunidense David Huff trabajó por espacio de 3.1 entradas, en las que admitió seis hits y tres carreras; mientras los pitchers que entraron al relevo fueron Víctor Morales, Duilio Ochoa, Mauricio Fuentes, Ricardo Hernández y Jeffry Niño.

Con este resultado, la ‘Pandilla Escarlata’ se pone con marca de 2-1-1 y este domingo volverá a casa para enfrentar a los Toros de Tijuana en un duelo que arrancará a las 2 de la tarde. El pitcher probable de los Diablos es el cubano Rogelio Armenteros.

Los colorados fueron los encargados de romper el cero cuando anotaron dos ocasiones en el segundo capítulo. Juan Carlos Gamboa pegó triple con el que Ricardo Valenzuela puso el 1-0 y después Moisés Gutiérrez llevó al plato el 2-0 con sencillo.

Los Pericos le dieron la vuelta a la pizarra atacando al abridor de los Diablos, a quien le anotaron una vez en el tercer inning y dos en el cuarto, pero con tres anotaciones, los capitalinos tomaron el control de las acciones en el quinto rollo.

Davis empezó la fiesta con doblete con casa llena con el que Gutiérrez y Otosaka timbraron, mientras que Ramón Flores envió al plato la tercera anotación con fly de sacrificio con el que Jesús Fabela anotó.

En el séptimo tramo los Diablos sumaron dos más con el jonrón de Cantú, para alejarse 7-3. Puebla recortó dos rayitas de distancia en la parte baja de ese inning. La cuenta se cerró en la octava entrada cuando ambos equipos hicieron una anotación.