Ciudad de México a 20 de marzo (diablos.com.mx). – En la década de los años 60, varios equipos de Ligas Mayores hacían pretemporada en nuestro país, y eso le permitió a los Diablos Rojos enfrentarse a grandes figuras de diferentes novenas ligamayoristas que visitaron el Parque Deportivo Del Seguro Social.

El 20 de marzo de 1965 y 1966, se dio el duelo entre los Rojos de Cincinnati y los Diablos Rojos del México, la victoria se fue en el 65 con el equipo de Grandes Ligas y en el 66 con la Pandilla Roja.

El duelo de 1965 se definió en 12 entradas con una apretada pizarra de ocho carreras por siete, siendo el pitcher triunfador Darrel Osten y la derrota se la llevó Eusebio Elizalde. Para el 20 de marzo de 1966 se volvieron a enfrentar Cincinnati y el México, el score fue nuevamente super apretado, dos carreras a una y nuevamente en extrainnings, pero ahora los Rojos del México se agenció la victoria de la mano de Carlos Sánchez.

Con los Rojos de Cincinnati venia un joven que había debutado con Cincinnati en 1963 y que jugaba tercera y primera base además de cubrir los jardines, se trataba de Pete Rose que a la postre se convertiría en el bateador con más hits en la historia de las Ligas Mayores con 4,256 imparables.

El 20 de marzo de 1968, se llevó a cabo el segundo juego en la historia de los Yankees de Nueva York en la Ciudad de México contra los Diablos Rojos, la victoria se la llevaron los Mulos de Manhattan por pizarra de nueve carreras a una, el pitcher ganador fue Fred Talbot y la derrota se le acreditó al joven Alfredo “el zurdo” Ortiz. Una de las grandes figuras en las historia de las Grandes Ligas venia con el equipo neoyorquino, el tercera base Bobby Cox, que con el tiempo se convirtió en gran manager y esta ubicado como el cuarto manejador con más triunfos en las Ligas Mayores.