Ciudad de México a 19 de marzo (diablos.com.mx). – El 19 de marzo del 2003 se inauguró la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol, el primer juego de la campaña en el Foro Sol fue Pericos de Puebla contra Diablos Rojos, lamentablemente ese día falleció Antonio “el abuelo” Mora, el batboy del México de muchos años.
Alrededor de las 6 de la mañana del 19 de marzo de ese año y como consecuencia del cáncer que minó la salud de Antonio “el abuelo” Mora, dejó de existir el hombre que dedicó su vida al beisbol y en especial a los Diablos Rojos del México, equipo con el cual estuvo por más de 4 décadas y que por la misma permanencia en la organización escarlata se ganó el apodo del “abuelo”.
Ese día se fue un hombre que además de ser batboy, era un tercer coach dentro del terreno de juego, al indicar a los corredores si debían barrerse o no en home.
Con el México ganó 11 campeonatos (1968, 1973, 74, 76, 81, 85, 87, 88, 94, 99 y 2002), de los 13 que hasta ese entonces tenían los Diablos, y en ese 2003 el México también se llevó el título de la Liga Mexicana de Beisbol para llegar a 14 gallardetes en su historia, “el abuelo” fue testigo de todos y cada uno de los instantes en que los Diablos Rojos, el equipo de sus amores se llenó de gloria al conquistar un título de la LMB.
Después de su lamentable fallecimiento, Antonio “el abuelo”  Mora, recibió el máximo reconocimiento que puede otorgar una organización a un integrante de su club, retirar su número; y fue entregado a su familia y a su hijo Oscar Mora, que no solo recibió, sino que heredó el legendario 33 de su señor padre, y gracias a eso, el número del popular “abuelo” Mora, sigue vigente en la organización escarlata, en la espalda de la camisola de Oscar Mora con el inolvidable 33 de los Diablos Rojos.