Ciudad de México a 28 de octubre (diablos.com.mx). – Cayó el telón de las Grandes Ligas con la coronación de los Dodgers de Los Angeles al vencer en seis juegos las Rayas de Tampa Bay, siendo el sexto y definitivo juego, un encuentro histórico para el beisbol mexicano, ya que el pitcher ganador fue el mexicano Víctor González y el lanzador que se llevó el salvamento fue el sonorense Julio Urías.

Una noche histórica, porque por primera vez en las Series Mundiales, dos mexicanos ganan y salvan el mismo día.

Una noche histórica, porque Víctor González se convirtió en el cuarto lanzador nacido en México que se lleva un triunfo en Serie Mundial, uniendo su nombre a Fernando Valenzuela (Dodgers-1981), Aurelio López (Tigres-1984) y José Urquidi (Astros-2019).

Una noche histórica, porque Víctor González es el segundo pitcher mexicano que ganó el juego decisivo de la Serie Mundial, se unió a Aurelio López que lo hizo en 1984.

Una noche histórica, porque Víctor González apareció en su cuarto juego de Serie Mundial, igualando a Fernando Salas que lanzó en cuatro juegos del Clásico de Otoño con los Cardenales de San Luis en el 2011.

Una noche histórica, porque Julio Urías se convirtió en el primer pitcher mexicano en participar en dos Series Mundiales, 2018 y 2020.

Una noche histórica, porque Julio Urías impuso una nueva marca de ponches en una postemporada para un lanzador mexicano con 29, superando a Fernando Valenzuela.

Una noche histórica, porque Julio Urías se convirtió en el mexicano con más ponches recetados en una Serie Mundial, con 13 chocolates, superando los 10 que recetó Jaime García con San Luis en el 2011.

Una noche histórica, porque es la primera vez en la historia que dos jugadores mexicanos que ganan una Serie Mundial pertenecen a una misma organización de la Liga Mexicana de Beisbol, tanto Julio Urías como Víctor Gonzalez son parte de los Diablos Rojos del México.

Apenas el 31 del 2020 Víctor González debutó en las Ligas Mayores con los Dodgers de Los Angeles, enfrentando a los Diamantes de Arizona, en la temporada regular González vio acción en 15 juegos y ganó tres encuentros y no conoció la derrota, lanzó 20 entradas con un tercio, permitiendo tres carreras que fueron limpias, y regaló solo dos bases por bolas a cambio de 23 ponches, dejó en su primera campaña de Grandes Ligas un espectacular 1.33 de pcla.

En la postemporada 2020, Víctor González lanzó en ocho juegos, un total de seis innings con dos tercios, ganó un juego (Serie Mundial) y no perdió, su efectividad fue de 2.45. En total entre temporada regular y playoffs Víctor terminó ganando cuatro juegos sin perder un encuentro en su primera campaña en el mejor beisbol del mundo.

Por su parte Julio Urías, jugó su cuarta temporada con los Dodgers de Los Angeles y en el rol regular dejó marca de 3-0 en ganados y perdidos, con una efectividad de 3.27 en pcla., en seis juegos de los cuales en dos fue abridor, en total lanzó 55 entradas con 18 bases por bolas y 45 ponches.

En la postemporada 2020, Julio Urías, lució impresionante al ganar cuatro juegos sin conocer la derrota, y una estupenda efectividad de 1.17 de pcla, ponchó a 29 rivales y regaló cuatro bases por bolas.

Entre temporada y postemporada Julio Urías y Victor González ganaron 11 juegos sin conocer la derrota, los dos jóvenes lanzadores que se conocieron en la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú con un sueño y una meta por cumplir, ahora en este 2020 hacen historia al ganar la Serie Mundial con uno de los equipos más populares de las Grandes Ligas en México, gracias a Fernando Valenzuela, que en 1981 y con la Fernandomanía conquistó el corazón de miles de aficionados para la causa de Los Angeles.