Ciudad de México a 11 de junio (diablos.com.mx). – Sin duda uno de los jugadores más representativos en la historia de 80 años de los Diablos Rojos es Daniel Fernández, el jardinero central del México durante 25 temporadas, que se retiro en el 2008 y que en su primer año como mánager de la Pandilla Roja llevó a los Escarlatas a la conquista del campeonato 15 de su historia, además de haber sido campeón con el México en siete ocasiones como jugador, Daniel es también un símbolo en los 95 años de la Liga Mexicana de Beisbol.

Platicamos con Daniel Fernández, originario de Ciudad Cardel Veracruz, y le preguntamos si ya después de 12 años de su retiro extraña jugar beisbol, “Es prácticamente media vida, es acostumbrarte a viajar prácticamente cada semana, estar competencia constante, es extrañar jugar a diario”.

Daniel Fernández fue campeón con el México en las temporadas de 1985, 87, 88, 94, 99, 02 y 03 como jugador, en el 2008 como mánager ¿Qué campeonato recuerda más y por qué? “El de 1985 porque es la primera ocasión que yo estoy siendo participe de un campeonato, en el orden al bate ya como titular, y bueno fue el primero, y los otros seis tienen algo, pero el más significativo viene siendo el primero, y ya como manejador buenos recuerdos porque la directiva nos da la confianza, nos pone un equipo para hacerlo a jugar, definitivamente salieron bien las cosas de principio a fin, la planeación, programación de entrenamiento, la planeación, programación de una temporada y eso nos llevó a conseguir un campeonato”.

Daniel ha dejado una gran cantidad de récords en tanto a nivel Diablos Rojos como en la Liga Mexicana de Beisbol, le preguntamos a Fernández ¿Crees que esas grandes marcas puedan ser superadas algún día? “Debemos de mentalizar a los jovencitos de mantenerse sanos, de mantenerse activos y con la firme convicción de que eres Diablo Rojo, por ello creo que transmitimos esas ganas, y ahí va la sangre de nuestra organización, si bien es cierto los récords se logran, se rompen, y es precisamente que están para superarlos, y yo por eso confío en los muchachitos que vienen forjándose hoy en día, y cualquiera de los muchachos que hoy en día se preparan nos pueden dar la satisfacción de superar esos récords ”.

El amor a la franela es algo que esta en peligro de extinción ¿Daniel tu crees que todavía se juega por amor a la franela? “Definitivamente y más en nuestra organización, si bien es cierto en otros equipos si tengo conocimiento porque he estado participando en otros equipos no como jugador, pero si como manejador y me doy cuenta de la diferencia, y ese es un punto a favor en nuestra organización que los muchachos sienten cada que salen al terreno nuestra camiseta y juegan con el corazón”.

¿A qué se dedica actualmente Daniel Fernández? “Yo estoy acá en la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú acá cerca de Oaxaca, un lugar que se llama San Bartolo Coyotepec que es donde se encuentra la Academia, y estoy como subgerente deportivo, encargado de todo lo relacionado con el terreno de juego, evaluando jovencitos para que ellos tengan la proyección de llegar al beisbol de Estados Unidos y de no ser así tendremos en ellos la calidad para que puedan jugar en Liga Mexicana”.

¿Qué son para Daniel Fernández los Diablos Rojos? “Definitivamente la organización que forja sus propios jugadores, Diablos Rojos es el que le da la oportunidad al pelotero de buscar su lugar en las Grandes Ligas y como tercer punto es el equipo a vencer en el beisbol de Verano”.

¿Cómo quiere Daniel Fernández que la afición lo recuerde? “Como cuando me retire, que los agarre movidos a todos, creo que me fui en forma, la gente me recuerda sano, me recuera como vio a Daniel Fernández, el mejor recuerdo que quisiera que tuviera la gente de mi parte es ese precisamente, recordarme como el jugador que salía con todas la ganas a ese partido, que vivía el beisbol al día y creo que sería lo más bonito, que la gente tenga ese recuerdo de Daniel”.

A nivel Diablos Rojos prácticamente Daniel Fernández esta en todos los departamentos ofensivos en la historia de la organización escarlata, juegos, veces al bate, carrera anotada, hits, dobles, triples, total de bases con hits, carreras producidas y bases robadas, además de tener su número 11 retirado, pero a nivel Liga Mexicana de Beisbol, también dejó una gran huella.

Mánager Campeón en 2008
Campeón de triples en el 90 con 11 y en el 93 con 10
5to lugar en la historia de la LMB con 2,648 hits solo por debajo de Héctor Espino, Luis Arredondo, Nelson Barrera y Jesús Sommers.
Es el número 12 de todos los tiempos en la LMB con 388 dobles
Comparte con 111 el tercer lugar histórico de la LMB en el departamento de triples con Carlos Villela
Es el número uno de todos los tiempos en la Liga Mexicana de Beisbol con 1,837 carreras anotadas y también es el número uno en carreras anotadas con un solo equipo (Diablos Rojos) en la LMB con 1,791
Es el tercero en la lista de los mejores robadores en la historia de la LMB con 479 estafas
En 1989 empató dos récords de la LMB al batear seis hits y de 6-6 en un juego de nueve entradas.
Tiene el récord de más temporadas jugadas para un outfielder en la Liga Mexicana de Beisbol con 26
Es el jardinero con más juegos en la historia de la LMB, al participar en 2,285
Fue campeón de fildeo en las temporadas del 94 y 2005 con un porcentaje perfecto de 1.000.
Entronizado al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en noviembre de 2019