Ciudad de México a 2 de julio (diablos.com.mx). – Uno de los personajes importantes en la historia de los Diablos Rojos sin duda es Alberto Joachin, lanzador con grandes facultades y que incluso lanzó el primer juego sin hit ni carrera del México en 1965.

Si como lanzador no alcanzó las alturas que se le pronosticaban, en el terreno de instructor y buscador califica con diez. Los mejores prospectos de la organización han sido scauteados por él.

Bajo los mejores augurios inició su carrera con el Águila. Poseía buen repertorio con velocidad para probar en otro beisbol. Al México se incorporó en 1961 para jugar durante cinco temporadas. Debutó con récord 6-3 en ganados y perdidos, para luego al año siguiente brindar su mejor actuación al ganar 11 a cambio de seis derrotas.

Como Diablo Rojo lanzó 132 encuentros, 84 iniciados, 31 completos, ocho blanqueadas, para terminar con 35 ganados y 35 perdidos.

La última temporada en el México es la de 1965, para después continuar su carrera con Reynosa y Puebla, se retiró en 1973 jugando con los Tigres Capitalinos después de tener una carrera de 11 años como profesional.

Una vez retirado como jugador activo, inicia su preparación como buscador de talento, en donde tuvo un éxito rotundo. Un reporte bueno de Joachín sobre un prospecto es un cheque al portador, ya que muy pocas veces se ha equivocado.

La lista de los peloteros que firmó es interminable e inclusive, muchos llegaron a las Ligas Mayores. Su trabajo como buscador de talento es reconocido no sólo en nuestro país, sino también en el extranjero. No son pocos los scouts de Estados Unidos que se apoyan en su consejo para elaborar un reporte sobre algún pelotero mexicano.

Alberto Joachín fue parte de los últimos diez campeonatos de los Diablos Rojos, incluyendo el de 1964 que lo vivió como jugador. Alberto Joachín, tiene mucho que ver en la exitosa historia de la organización de escarlata.

 

[FinalTilesGallery id=’33’]