Un día como hoy, pero de 1939 nació Ramon Arano

121

Ciudad de México a 31 de agosto (diablos.com.mx). – El hombre récord del pitcheo mexicano. Es líder en la historia del circuito azteca en todos los departamentos del difícil arte de lanzar. Su increíble longevidad deportiva asombra a todos los expertos, y pone en duda la teoría de que “la vida activa de un deportista es muy corta”. Arano inició su brillante carrera en 1959, ¡y todavía en el 2001 lanzó con el Águila de Veracruz 3 entradas un tercio, en el que fue su juego 811 en la liga!

El histórico encuentro se celebró el 12 de mayo en Veracruz. Con 62 años a cuestas, el formidable Arano subió a la loma para enfrentarse a los Tecolotes de Laredo, permitiendo 4 hits, entre ellos un jonrón de su sobrino Wilfredo Arano. Dejó el encuentro empatado a una carrera, por lo que no tuvo decisión. Con su actuación se convirtió en el único deportista profesional veracruzano en jugar seis décadas consecutivas. ¡una hazaña más del ejemplar pelotero!

En su debut en 1959 fue nombrado Novato del Año. Inició la campaña con Poza Rica y terminó con el Águila, mostrando un récord de 8 ganados 9 perdidos. Así se empezó a escribir la historia del pitcher que después de participar en 32 temporadas alcanzaría 334 victorias.

Su tenacidad y empeño le empiezan a rendir frutos a muy temprana edad. Con el uniforme del Águila logra dos campeonatos consecutivos en juegos ganados y perdidos; 1961, (11-3); 1962, (17-6); en ’62 también resultó líder de carreras limpias admitidas con porcentaje de 2.60.

Con todos estos honores llega a los Diablos Rojos en 1963 en busca de su consagración definitiva, lanza en gran forma para conseguir su tercer título consecutivo de juegos ganados y perdidos con 13-4, para imponer un récord que todavía prevalece.

Su estancia de 11 temporadas con los Diablos comprende dos etapas. De 1963-1971, y de 1981-’82. En la primera fue parte importante en los campeonatos de ’64 y 68; en la segunda, en el de 1981. En ’64 ganó 16 juegos. En 68 colaboró con 17 victorias. En el título del ’81 consiguió 14 triunfos.

En su brillante historia sólo le faltó tirar juego sin hit ni carrera y juego perfecto.

Entre tantas jornadas memorables, nunca se olvidará la del 8 de marzo de ’67, cuando ganó 4-0 a los Indios de Cleveland, ayudado por jonrón de tres carreras de su hermano Wilfredo, y la victoria sensacional del 18 de marzo de ´68 sobre los poderosos Yankees de Nueva York, 5 carreras a 3, recetando dos aplaudidos ponches al tremendo Mickey Mantle. Eran los tiempos en que los equipos de Grandes Ligas se presentaban en juegos de exhibición en el Seguro Social.

No era un buen bateador, pero peleaba en el home. En una ocasión, el 24 de mayo de 1964, en el primero de un doble juego en Monterrey, lanzaba por los Diablos frente a José Ramón López. Como era su costumbre, el velocista cubano estaba encendido. En su primer turno Arano fue ponchado y luego cayeron por la misma vía los siguientes ocho bateadores ¡NUEVE CONSECUTIVOS! En la tribuna del viejo parque Cuauhtémoc los aficionados coreaban el ponche número diez cuando Arano se encaminó a la caja de bateo.

Con todo el ambiente en contra, conectó la pelota de hit para terminar con la pesadilla escarlata. Durante su estancia con los Diablos, Ramón Arano, dejó números que lo ubican entre los diez mejores lanzadores de todos los tiempos. Es cuarto en juegos jugados, 316; segundo en juegos iniciados, 264; tercero en juegos completos, 105; segundo en juegos ganados, 132; tercero en cierre de juegos, 21; tercero en ponches, 959; cuarto en carreras limpias, 3.31.

SUS GRANDES RECORDS EN LA LIGA:

* Más temporadas jugadas, 32.

* Más décadas jugadas cuando menos un

juego, 6.

* Más años consecutivos campeón en juegos

ganados y perdidos, 3.

* Más juegos jugados, 811.

* Más juegos completos, 297.

* Más juegos iniciados, 676.

* MAS JUEGOS GANADOS, 334.

* Más cierres, 57.

* Más innings pitcheados, 4774 un tercio.

* Más ponches, 2380.

Todo el gran esfuerzo de Don Ramón Arano, le fue reconocido al ingresar al Salón de La Fama el 19 de julio de 1993.