Un día como hoy de 1956, Alonso Perry y Francisco “Panchillo” Ramírez son reconocidos con la triple corona de bateo y pitcheo respectivamente.

118

Ciudad de México a 2 de septiembre (diablos.com.mx).- Un día como hoy de 1956, en la culminación de la primera temporada del primer campeonato, Alonso Perry y Francisco “Panchillo” Ramírez consiguen la triple corona de bateo y pitcheo respectivamente.

En el segundo año del nuevo Parque del Seguro Social en la colonia Narvarte, el México tuvo formidables temporadas. Alonso Perry fue el campeón bateador con promedio de .392, conectando veintiocho jonrónes y con 118 carreras empujadas. En realidad fue la pentacorona ya que también fue Perry el líder en triples con trece y en dobles con treinta y tres. Perry fue el nuevo ídolo de los Diablos que de alguna manera reemplazó a aquel formidable jonronero cubano Roberto Ortíz y estuvo con el equipo hasta terminada la campaña de 1959.

Mientras tanto, Panchillo Ramírez ganó veinte juegos contra sólo tres derrotas, con un formidable promedio de 2.25 en efectividad y 248 ponches. El llamado “Rey Pancho” había llegado a los Diablos en 1952 cuando todo el equipo de Tuneros dejó la Ciudad de San Luis Potosí para transformarse en los Diablos Rojos del México. Y nunca se olvidará la ocasión en que le ganó a los Piratas de Pittsburgh en la primavera de 1958. En diecisiete años de Liga Mexicana, Panchillo ganó 184 juegos y ya está en el Salón de la Fama de Monterrey.