Tommy al bat: Venciendo el destino

30

Ciudad de México a 2 de agosto (diablos.com.mx).- PARA Sergio Gastélum había sido una temporada llena de momentos difíciles al tardar mucho en recuperarse de la intervención quirúrgica que por un buen rato pareció que había terminado con su larga y productiva carrera en que logró el cartel de un bateador importante y oportuno, de esos que respondían a la hora buena. Este año, sin embargo, y a pesar de sus intentos por recuperarse, su ritmo bateador no pudo ser la solución de los Diablos Rojos cuando se lesionaron los jonroneros Jorge Vázquez y Luis Alfonso García. Al manager Miguel Ojeda le quedaba todavía da la opción pon de un Sergio Gastélum que fue tan importante en el último campeonato logrado por los Diablos Rojos cuando se despidieron del Foro Sol en el 2014 y les quitaron el escenario con un campeonato ganado sobre los Pericos de Puebla. Se recuerda mucho un cuadrangular que conectó Gastélum en Monterrey para vencer a los Sultanes en un importante juego del play off contra el gran enemigo norteño. En una carrera que lo vio ser estrella de la Liga Mexicana, sobre todo con los Tigres, parecía que el final se le había aparecido con la presencia del padre tiempo. Los juegos y las oportunidades para un retorno triunfal de Gastélum se achicaban al paso del calendario de la temporada y varias veces acabó con ataques de los Diablos al batear para dobles matanzas.

Sin embargo las cosas cambiaron en las últimas series y de repente volvió su magia bateadora para comenzar a ayudar finalmente al equipo escarlata. Y el martes por la noche en el Parque Fray Nano conectó el hit más importante en una noche en que los Diablos vinieron de atrás para terminar ganando al líder de la zona norte, Toros de Tijuana. El juego había llegado a la hora cero en la séptima entrada cuando Gastélum conectó una línea de hit al jardín izquierdo para darle la vuelta al marcador y poner a los Diablos en camino hacia la victoria, Su buena racha bateadora la muestra en el average que ahora lo acompaña y que ya ha podido subir a los .295, habiendo empujado tres de las carreras de los Diablos en la noche tan especial para el equipo rojo y en la que el joven cerrador Nat Santiago retiró la novena entrada en que se anotó dos de los outs por la vía del ponche.

En el hit tan importante de Sergio Gastelum es naturalmente el momento principal para el gran veterano en este año en que aunque tardó un buen rato pudo vencer al destino adverso que parecía tocarle los tres avisos que parecían anunciar el final de una gran carrera. Dicen que más as vale tarde que nunca y no hay duda que ese hit de Gastelum el martes por la noche es el más importante en este retorno que posiblemente esté marcando el cerrojazo de una gran carrera. Siempre había sido un buen bateador y ahora volvió a mostrar esa gran habilidad en las postrimerías del rol de la campaña 2017. Un hit que Sergio Gastelum nunca va a olvidar y que le dio la felicidad a los fieles partidarios de los Diablos Rojos tricolores.

Una noche que terminó siendo mágica para los Diablos y especialmente para Sergio Gastélum. El gran veterano está de regreso al cuadrilátero de los ganadores.