Tommy al bat: Su majestad el jonrón

14

Ciudad de México a 27 de abril (diablos.com.mx).- MIENTRAS en el Parque Fray Nano el joven Ramón  Urías conectaba su segundo jonrón con la casa llena en la temporada para abrir el marcador de los Diablos Rojos, en la ciudad de Oaxaca el veterano Mario Valenzuela tuvo una noche de dos cuadrangulares  para ayudar a los Guerreros en una victoria de 10 entradas sobre los Leones de Yucatán que encabezan a la División Sur.  Es el mismo Mario Valenzuela que en el primer Mundial le bateó un jonrón a Roger Clemens solo para que el ampayer se equivocara y se lo convirtiera en un doblete. Han pasado muchos Mundiales, muchos años, pero Mario Valenzuela sigue teniendo el poder y su segundo jonrón de la noche del miércoles fue dramático en el cierre de la novena entrada ya que sirvió para que los Guerreros empataran el juego que ya estaban a punto de perder. Valenzuela, que en la lista aparece con 40 años de edad, había conectado un jonrón de dos carreras en la cuarta entrada para el que lució como batazo de la victoria hasta la novena entrada en que los Leones le dieron la vuelta al marcador y estuvieron a punto de ganar. Sin embargo el juego se fue a 10 entradas gracias al segundo jonrón en la noche de Valenzuela y los Guerreros terminaron  ganando en 10  entradas.

Hace un año con los mismos Guerreros el mismo Mario Valenzuela bateó para .364 con siete jonrones y fue entonces solo lógico que lo invitaran a un nuevo campo de entrenamiento sin preguntarle la edad. Valenzuela solo está bateando .253 pero ya tiene tres jonrones.

Se recuerda que en los pasados entrenamientos también estuvieron practicando Karim García  y Cuco Cervantes en un intento de mantenerse todavía en la Liga Mexicana pero ha sido Valenzuela el que se quedó con el puesto y le han tenido mucha confianza a pesar de un lento principio.

Mario Valenzuela llegó a tener una temporada de 31 jonrones con Saraperos de Saltillo al comenzar su carrera y dejó buenos años con los Diablos Rojos antes de pasar a los Guerreros.

Y mientras el gran veterano daba sus cuadrangulares en Oaxaca el mismo miércoles vimos nuevamente el gran poder que tiene el infielder Ramón Urías que está bateando .390 y ya lleva cinco cuadrangulares en la campaña. Con su facilidad para jugar igualmente las paradas cortas como la segunda base y con el poder que ha demostrado luce como candidato para llegar a Ligas Mayores ya que su versatilidad va a ser factor importante para lograr el sueño americano. Siempre se necesita en un equipo a un jugador que pueda ser colocado en cualquier lugar del infield. En un mundo lleno de especialidades no es fácil encontrar a los jugadores que puedan manejar todas las estaciones en el cuadro y cuando ese comodín tiene el poder que ha enseñado Ramón Urías aumentan las posibilidades para que un jugador pueda llegar lejos en su carrera. En la pasada liga invernal su manager Luis Sojo, con tantos años en Grandes Ligas, lo tuvo en las paradas cortas  más que en la segunda base con Cañero de Los Mochis. Y para Urías es lo mismo Chema que Juana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here