Tommy al bat: Se desató la furia roja

25

Ciudad de México a 12 de abril (diablos.com.mx).- Los Diablos Rojos lograron echar toda la furia que traían adentro por la racha de cuatro derrotas seguidas y lograron un tremendo ataque que incluyó dos jonrones con la casa llena recibieron al Leones de Yucatán con una paliza de 13-2 en el primer juego de la serie en el Parque Fray Nano. Desde la primera entrada los Diablos lograron tomar una buena ventaja de 4-0 cuando Luis Alfonso García, en su primer turno de su carrera con los Diablos, se voló la barda izquierda estando la casa llena. No se recuerda de algún otro bateador en la rica historia de los Rojos que ya está en su año 77 que haya tenido en su primer tuno con el equipo un cuadrangular de premio completo, el llamado “grand slam”. Fue un explosivo debut de Luis Alfonso García que produjo las primeras cinco carreras antes que Ramón Urías pusiera su propio show bateador con un par cuadrangulares, el segundo de ellos estando igualmente la casa llena. Rara vez se ve que un mismo equipo logre en un juego dos cuadrangulares de lunetario repleto pero los Diablos lograron sacar totalmente la furia que llevaban dentro tras el terrible fin de semana en Aguascalientes. Urías terminó empujando seis carreras así que entre Luis Alfonso y Ramón empujaron 11 de las 13 carreras de la velada. Para Urías ya son tres cuadrangulares en la nueva campaña en que se le ha visto en la segunda base y en las paradas cortas como estuvo el martes.

Pero no solamente de bateo se vive en el Beisbol ya que el pitcheo es el 75 por ciento del juego según dijo el famoso Connie Mack en su célebre aportación al folclor de nuestro gran deporte y el novato derecho Octavio Acosta logró un destacado trabajo durante las primeras cinco entradas en cinco hits y dos carreras para llevarse no solamente la victoria sino colocarse como uno de los nuevos abridores del equipo escarlata al mostrar una buena velocidad en que muchas veces superó a los bateadores de los Leones y mostrando igualmente muy buen control sobre sus envíos que combinó con una muy buena curva que fue su mortífero cambio de velocidad. Para cuando se quedó Acosta con el tanque sin gasolina los Diablos tenían ya una considerable ventaja.

La paliza del martes fue sobre unos Leones de Yucatán que llegaron a la capital con el mejor récord de la Liga Mexicana, una marca de 7-1 en una arrancada casi perfecta en juegos celebrados en su casa y en sus rumbos, pero Luis Alfonso García se encargó con su prime swing como diablo rojo de bajarlos de la nube donde andaban. No hay que olvidar que en el segundo juego de la joven temporada los mismos Diablos tuvieron aquel gran sábado por la tarde en que le anotaron 17 carreras a los Acereros de Monclova. Esta primera serie terminará con juego de las cuatro de la tarde el Jueves Santo aunque el viernes tendremos el inicio de la gran serie contra Tigres a las siete de la noche debido a que los felinos vienen desde Tijuana y no alcanzan a llegar para el tradicional juego vespertino de los Viernes Santos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here