Tommy al bat jugador de la serie vs Leones

15

Ciudad de México a 14 de abril (diablos.com.mx).- LUIS ALFONSO García fue indudablemente el gran héroe de los Diablos Rojos en la barrida que tuvieron sobre los Leones de Yucatán para de esa manera escapar de la mala racha en donde habían entrado. En su esperado debut en que tuvo un jonrón con casa llena como tarjeta de presentación bateó seis hits, tres de ellos jonrones, en 11 veces al bat, logrando siete carreras empujadas y dejando un gran cartel por su pasmosa facilidad para levantar la pelota con destino sin retorno. Su swing es tan elegante y tan contundente que es asombroso que un bateador pueda unir esas dos facilidades en sus demoledores batazos. Se le puede comparar en cuestión de elegancia y poder con grandes héroes del pasado como Angel Castro y Felipe “Clipper” Montemayor, los dos zurdos, que tuvieron tantas facultades para logar el premio mayor que hay en el Beisbol y que es el cuadrangular.

Luis Alfonso García llevaba dos años “enterrado” con los Leones de Yucatán ya que Mérida no es su ciudad aconsejable para el poder que tiene. Antes tuvo tres temporadas de 20 ó más cuadrangulares con los Sultanes de Montrerey y otra de 19. Es curioso que al llegar a 149 cuadrangulares en su paso por la Liga Mexicana con los tres jonrones que dio en la serie logró superar en la lista de todos los tiempos a los dos managers que estuvieron en ese compromiso. Willie Romero de los Leones de Yucatán dio 147 jonrones en sus años de jugador mientras Miguel Ojeda conectó 148.

Para el segundo juego de la serie los nuevos bombarderos rojos, Jorge Vázquez y Luis Alfonso García, dieron jonrones de espalda con espalda y los dos tienen muchas cosas en común, siendo una de ellas que llegaron a conectar cuadrangulares vistiendo la franela de los famosos Yanquis de Nueva York aunque los dos lo lograron en juegos de la llamada Liga de la Toronja.

Con esas facultades es obvio que interesó García a equipos de Ligas Mayores y llegó a ser parte de los Medias Rojas, Cardenales, Indios, Dodgers, Mets y Yanquis. Con el equipo de Las Vegas en el 2004, principal sucursal del Dodgers, tuvo una gran temporada de 32 jonrones, 95 carreras empujadas y .314 en la Liga de la Costa pero nunca lo llamaron a la gran carpa. Igualmente se recuerda a aquel muy buen entrenamiento que tuvo con los Mets para ser regresado a las Ligas Menores al comenzar la campaña. Otra vez y después de jugar en el Mundial reportó ya tarde con los Yanquis que manejaba Joe Torre todavía y dio sus jonrones en juegos de preparación pero los planes del equipo no lo incluían a él.

Ahora, a los 37 años, luce como si estuviera en el mejor momento de su carrera después de regalarnos los swings devastadores que hundieron a su antiguo equipo de los Leones peninsulares. Mérida es una ciudad ideal para vivir pero no para los jonroneros como Luis Alfonso que ahora encontró en los confines del Parque “Fray Nano”, el lugar ideal para el gran poder que tiene. Simplemente ha sido un inicio escarlata de orejas y rabo con salida a hombros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here