Tommy al bat: Cuando fanáticos mexicanos votaron

67

Ciudad de México a 13 de julio (diablos.com.mx).- FUE en 1952 que por primera vez los aficionados mexicanos pudimos votar para elegir los jugadores al Juego de Estrellas de las Ligas Mayores de Beisbol. En aquella ocasión un diario deportivo logró que las Ligas Mayores autorizaran a ese medio de información para que el aficionado mexicano pudiera llenar las casillas en cada una de las posiciones para escoger a los jugadores deseados. Naturalmente la idea era que el el segunda base mexicano Beto Ávila tuviera muchos votos y pudiera estar en el Juego de Estrellas. Y como Beto Avila estaba teniendo en aquel 1952 una  muy buena campaña ya como titular con los Indios de Cleveland fue seleccionado para estar en el juego estelar que se celebró en el ya desaparecido Shibe Park de Filadelfia.

En aquel 1952 no había internet naturalmente y los aficionados de la ciudad de México que llenamos  las votaciones para el Juego de Estrellas  teníamos que ir hasta donde estaba ese periódico y depositar en unas urnas nuestras selecciones. De cualquier manera fue divertido y emocionante que tuvo un premio justo ya que nuestro Beto Ávila estuvo en el Juego de Estrellas y comenzó en la segunda base de la Liga Americana. Era primera vez que un jugador mexicano estaba en un juego de esta naturaleza y naturalmente fue un gran honor que compartimos todos los mexicanos con el segunda base veracruzano. Y Beto nos dio muy buen partido ya que bateó un hit en dos veces y produjo una de las carreras de la Liga Americana que perdió el partido 3-2 reducido a cinco entradas debido a la lluvia.

Fue histórico el que se le diera oportunidad en aquel 1952 al aficionado mexicano la  oportunidad para poder seleccionar a los jugadores favoritos. Naturalmente fue muy agradable para nosotros los aficionados que participamos en escoger  a cada uno de los nueve jugadores que según nuestra decisión debería estar en el partido estelar de ese año.

Las votaciones  de los aficionados mexicanos fueron igualmente tomadas en cuenta en los años de 1953 y 1954 y fue en este último año cuando Beto Avila tuvo su gran temporada en que ganó la corona de bateo de la Liga Americana con porcentaje de .341 para convertirse en el primer jugador latinoamericano en conseguir esa hazaña. Es algo que los cronistas latinos no recuerdan y solamente tienen elogios para Roberto Clemente.

Y en 1954 tuvo Beto Avila un sensacional Juego de Estrellas ya que bateó de 3-3 con dos carreras empujadas para ayudar a la Liga Americana a ganar en juego celebrado en el Estadio Municipal de Cleveland ante 70,000 espectadores que llenaron el gran estadio que estaba en las orillas del río Erie. No hay duda que el de 1954 fue el año de Beto Ávila y también aquellas votaciones en que el aficionado mexicano pudimos intervenir nos dejó recuerdos para nunca olvidar. Cuando Beto Ávila estuvo presente en esos Juegos de Estrellas nosotros estuvimos a su lado todo el tiempo. Por lo menos es lo que sentimos los  aficionados mexicanos llenos de orgullo.