"Vivir y morir jugando béisbol"

Alfredo Harp Helú
Padres de San Diego Guerreros de oaxaca Academia de Béisbol

Charros decepcionó

27 ENERO 2015

ESPECIAL


México, D.F. (diablos.com.mx), 27 de enero.- AL final fue Charros de Jalisco una decepción al verse bastante mal en la serie final que perdieron en cinco juegos para que Tomateros de Culiacán conquistara su décimo campeonato y su boleto para la Serie del Cabe en San Juan, Puerto Rico. Los Charros estuvieron mal en pitcheo, bateo y sobre todo en la defensa, fallando en dos ocasiones su pitcher estrella, Marco Tovar, quien indudablemente se lleva los cuernos de chivo, mientras el zurdo Anthony Vázquez, un refuerzo del Mazatlán, resultó el jugador Más Valioso al ganar dos partidos.

Esto de los refuerzos le quita dignidad a una liga pero en invierno no pueden vivir sin el anti-beisbol y para cuando llega la hora de un campeonato, los héroes son jugadores que estuvieron en otros equipos. Es lo mismo que sucedió hace un año cuando Juan Delgadillo de Guasave fue el gran pitcher de los entonces campeones Naranjeros de Hermosillo.

Los Charros se veían como un equipo ‘echado’, sin fuerza ganadora, sin el coraje que habían tenido en el rol regular cuando fueron los súper líderes y por ende favoritos para conquistar la corona en su primer año de vida.

Desde el primer juego de la final se vio que estaban en un laberinto cuando anotaron hasta ocho carreras y aun así no pudieron ganar, ya que los Tomateros hicieron 11. Entre mal pitcheo y errores mostró Charros que habían perdido su momento ganador que duró dos meses medio y los dos primeros playoffs.

En Culiacán fue pólvora mojada tapatía y el manager Juan Navarrete puso peor las cosas al hacer cambios en su orden al bat y dejó en la banca al que fue su mejor bateador en la campaña, Retherford, al que llamó de emergente en la octava entrada y dio jonrón para acercar a los azules 3-4 ya que no había nadie en base. Posiblemente lo sentó por un error que cometió un día anterior, pero Retherford debió haber estado en el lineup como bateador designado o cualquier cosa. Japhet Amador tampoco bateó en Culiacán y Leo Heras, cuado iba a empatar el cuarto juego en la novena entrada el domingo, se encontró con la magia fildeadora de Ramiro Peña para quitarle un hit y bajar el telón.

Ahora los Tomateros irán con su acostumbrada legión de refuerzos al Caribe que se ve más complicada ya que Cuba va a llevar una Selección. En invierno se vale todo. Así lo hacen los equipos de las ligas profesionales de invierno pero con la diferencia que ninguno tienen la misma facilidad que los cubanos para armar una verdadera selección. Los elegidos van porque van.

HABLANDO DE PELOTA

- LA ERA DE FORMACIONES DEFENSIVAS

LA era de las formaciones defensivas ha cambiado totalmente el beisbol y ya se perdió la tradicional forma en que los fildadores se colocaban en sus posiciones. Muchas veces el tercera base está jugando en el short, el segunda base metido en el jardín derecho y el short en segunda. Es el último invento del beisbol en cuestión de estrategias y aunque acaba con la tradición, se basa en las labores de las informaciones proporcionadas por los buscadores de avanzada y las estadísticas adicionales que se llevan actualmente y que no se solían ver antes.

El beisbol ha cambiado en las Ligas Mayores porque en la pelota mexicana nos hemos atrasado ya que no tenemos ni posiciones defensivas exageradas ni las repeticiones de la televisión que ahora se permiten en la gran capa. Esto no es bueno para el beisbol mexicano que hasta ahora no ha hecho ningún intento por entrar en la nueva costumbre beisbolera.

Para eso se necesitarían aumentar el número de buscadores para que vayan a hacer su reporte sobre los demás equipos y entonces llegar a hacer las formaciones especiales contra cada bateador.

Esta formación nació en los años 40 cuando Lou Boudreau, manager del Indios de Cleveland, le puso la formación al gran bateador Ted Williams con todos cargados hacia la derecha ya que era bateador zurdo. Eso sucedió por 1946 contra un bateador. Contra Joe DiMaggio le jugaban cargado a la izquierda ya que jalaba la pelota con autoridad y era bateador derecho, pero de cualquier manera no eran formaciones tan exageradas como las que vemos en la actualidad.

Eso es más trabajo para los coaches que tienen que colocar a sus jugadores defensivos.

Ahora lo que falta es que la ofensiva invente algo para contrarrestar esas formaciones que convierten en outs lo que hubieran sido hits en batazos en los años anteriores.

Le toca a los bateadores traten de cambiar el swing o tocar la bola por tercera base en caso que sean zurdos, peor con ello van a eliminar el jonrón del que está en el plato. Es por ello que no han querido cambiar el swing aunque haya la formación, aunque en ocasiones se ha visto como algunos llegan a dejar un toque por la tercera para convertirlo en hit.

REGRESAR