En serie final histórica, el México fue campeón

53

Ciudad de México a 9 de septiembre (diablos.com.mx).- Un día como, pero de la temporada de 1981, los Diablos Rojos ganaron su campeonato número siete. El dominicano Winston Llenas fue el manager-jugador de unos Diablos que conquistaron el campeonato después de los playoffs más sensacionales de la historia. Vinieron de atrás en el segundo playoff para terminar ganando en siete juegos a los Piratas de Campeche y luego, en la final fueron hasta el máximo de siete partidos ganando al Broncos de Reynosa.

Por primera y única ocasión en la historia de las series finales ninguno de los dos equipos ganó en su parque y los Diablos vinieron otra vez de atrás para ganar los juegos seis y siete en Reynosa. En el séptimo y decisivo encuentro, los Diablos vencieron 4-3 con pitcheo combinado de Ramón Arano que ganó y Maximino León que salvó el partido.

El puertorriqueño Luis Alvarado produjo dos carreras y Marco Antonio Guzmán volvió a lucirse con un perfecto toque de squeeze play. Broncos atacó en la octava al perder 2-4 y llenar la casa, pero vino Maximino a cerrar la puerta, poniendo cero en el noveno al retirar en orde. El último out fue un elevado de foul de Eddie Muñoz al primera base Félix Millán. Y comenzó la celebración escarlata.